miércoles

Yo fui becario del CIDI







El CIDI, que gran lugar.

Allí aprendí muchas cosas, lamentablemente no apliqué algunas de ellas hasta ahora, quizá porque mi mollera es algo lenta de reacción.

Sea como sea siempre habré de dar las gracias al señor don Julio Sanz, al Señor Perona y al Señor Guillermo Navarro por enseñarme aún más de lo que parecía.

3 comentarios:

PeronaBros dijo...

No hay de qué.

Por cierto, necesito que me envíes tu dirección. La del pueblo siempre será más segura. Te tengo que enviar un librito.

Don_Mingo dijo...

El Sr. Julio Sanz es altamente abrazable...

Aramel dijo...

yo fui un pastor de lenigummis en la tierra del prado beige en otra vida anterior.










SE PERMITE LA DESCARGA DE LAS IMÁGENES, PERO EN NINGÚN CASO LA PUBLICACIÓN Y/O MANIPULACIÓN DE LAS MISMAS SIN EL CONSENTIMIENTO PREVIO DEL AUTOR.