lunes

No hay nada como el hogar


Cuando salgo de la isla de Babia por cualquier motivo siempre me llevo mi casa aeropropulsada.

Es cómoda, es rápida y además me hace sentir como en mi hogar. Recomiendo a todo el mundo que tenga la suya propia.

Al margen de todo agradecer a Bea que me haya cuidado tan bien las plantas durante mi ausencia y que haya usado el colorómetro para cambiar todo a tonos rojizos otoñales...esto está muco mejor en lugar de tanto verano, así da gusto vivir en un sitio.

Un abrazote a todos.

3 comentarios:

Aramel dijo...

no sé si soy buena decoradora o aparento serlo bajo una máscara de autosuficiencia colorista, pero la verdad es que me llevó trabajo colorear la isla.
pantone a pantone, sustituir colores y una bonita gama de cerezas, marrones y tonos tierra.


comprobaste la resistencia del aire del motor autopropulsado de imaginación? no veas el sobreesfuerzo que hice para mantenerla, imaginando por los dos!

paumorgan dijo...

A ver... te espero en la iglesia santa maria del mar, me reconocerás porque iré de blanco inmaculado y con un ramo de flores de la estación(de otoño, no de ferrocarriles del estado)... por cierto molaaaaaa el blog!!!

paumorgan dijo...

pos claro que llevo la camara y de esas modernas de 12 pixeles, porque le he prometido a mi madre fotos., ella me ha dicho, hija uno no se casa todo los dias, bueno, en estos tiempos podria decirse que si pero en antaño no...
La actitud casatoria es indispensable el traje uno lo lleva dentro a pesar de ir disfrazao de calle como el blanco inmaculado a pesar de todo lo demás...
Las 6 de la tarda me parece buena hora, me gusta como se ordenan las manitos del reloj a esa hora y la luz es casi perfecta para los 12 pixeles....










SE PERMITE LA DESCARGA DE LAS IMÁGENES, PERO EN NINGÚN CASO LA PUBLICACIÓN Y/O MANIPULACIÓN DE LAS MISMAS SIN EL CONSENTIMIENTO PREVIO DEL AUTOR.